¿Cuál es la diferencia entre ser bueno y ser divino?


Respuesta 1:

Ser bueno significa vivir de acuerdo con la moral, los valores y la propia conciencia. Uno sabe que no es bueno matar, robar, engañar, mentir, etc. y una buena persona no hace estas cosas.

Sin embargo, ciertas cosas pueden estar en una zona gris, como matar animales por carne. Un buen cristiano y musulmán puede comer carne, ya que le han dicho que no hay nada de malo en esto. O puede tener resentimiento hacia alguien que lo lastimó, aunque no lo golpee.

Ser divino significa estar conectado con el nivel de unidad más profundo dentro de nosotros a través de sadhana, sentirse cerca de eso, obtener inspiración de eso, sentir amor por eso. Cuando el amor por lo Divino es lo más importante, entonces supongo que uno vive una vida divina. Entonces, por supuesto, esa persona no subcontratará matar y comer carne (a menos que sea necesario por alguna razón, pero el "sabor" no puede ser esa razón), y no sentirá resentimiento incluso si está lastimado.

Sin embargo, aquí hay una advertencia. Este nivel más profundo, libre de pensamiento, debe ser realmente tocado. no se puede hacer pensando. Un yihadista que adoctrina que Allah quiere que mate a kafirs y quiere hacer lo que cree que Allah quiere, no es divino ... está engañado.

Un libro, por muy venerado que sea, no contiene la verdad. La verdad está dentro de nosotros.


Respuesta 2:

Estas son palabras que debes definir por ti mismo.

Pero podría argumentar que "ser divino" es un proceso mucho más profundo y transformador que "ser bueno". Puedes ser una buena persona y seguir llevando una vida normal. Pero ser divino podría conducir a una transformación radical, permitiéndote trascender dualidades como el bien y el mal.

En la teología ortodoxa oriental hay un término llamado teosis, que significa llegar a ser como Dios o entrar en unión con Dios. Esta unión podría hacerte una buena persona, pero en cierto sentido podrías argumentar que te hace algo completamente extraño. Aquí hay algo que Jesús dijo durante el Sermón del Monte:

"Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos: porque hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos". - Mateo 5:45

Jesús aquí está describiendo a un Dios que al menos a veces parece tratar el bien y el mal con igual generosidad. En el mismo sermón incluso dice

"... Ama a tus enemigos, bendice a los que te maldicen, haz el bien a los que te odian, y ora por ellos que te usan a pesar de todo y te persiguen" - Mateo 5:44

Esto podría no alinearse con las nociones de bondad de muchas personas. La bondad ordinaria a menudo requiere que seas bueno solo con el bien y violento con el mal. Es por eso que podemos hablar de buenos soldados o buena policía. Un soldado que trata al enemigo y amigo con igual compasión no es un "buen" soldado en el sentido normal.

El pensamiento taoísta también tiene este enfoque:

“El Tao no toma partido; da a luz al bien y al mal. El maestro no toma partido; ella da la bienvenida tanto a los santos como a los pecadores ". - Lao Tzu, Tao Te Ching

En el hinduismo, la filosofía no dual se llama Advaita Vedanta. Una de las metas de las prácticas hindúes como bhakti, jnana y otras formas de yoga es la realización de la unidad con la conciencia cósmica, Brahman. Algunos gurús indios parecen describir esta realización como una forma de pasividad superior, un radical no juzgar la experiencia y la acción.

“Mientras observas tu mente, te descubres a ti mismo como el observador. Cuando te quedas inmóvil, solo mirando, te descubres a ti mismo como la luz detrás del observador. La fuente de luz es oscura, la fuente de conocimiento es desconocida. Esa fuente sola es. Regresa a esa fuente y permanece allí. - Nisargadatta Maharaj, yo soy eso

El budismo también tiene ideas de este tipo:

"Sobre todo, siempre miro a todas partes de manera imparcial, sin distinción de personas, o de mente de amor u odio". - El Sutra del loto

Un estado de este tipo es imposible de mantener en la vida normal, especialmente si tiene obligaciones con la familia y los amigos. Es por eso que en ciertas tradiciones hindúes, solo buscas la liberación mística una vez que has cumplido tus deberes como jefe de familia. Para cualquier persona, el momento actual puede no ser el mejor momento para intentar el camino de la renuncia y la no resistencia.

El sufismo también refleja la versión de esto, de alguna manera me parece la forma más radical de amor divino. ¡El gran místico persa Rumi escribió el siguiente poema extraordinario, donde nos invita a no juzgar incluso nuestras propias emociones negativas!

La casa de huéspedes Este ser humano es una casa de huéspedes. Todas las mañanas llega un recién llegado. Una alegría, una depresión, una mezquindad, un poco de conciencia momentánea llega como un visitante inesperado. ¡Bienvenidos y entretenerlos a todos! Incluso si son una multitud de penas, que barren violentamente su casa de sus muebles, aún así, tratan a cada huésped con honor. Puede que te esté limpiando para una nueva delicia. El pensamiento oscuro, la vergüenza, la malicia. encuéntrelos en la puerta riéndose e invítelos a entrar. Sea agradecido por lo que venga. porque cada uno ha sido enviado como una guía del más allá. Jalaluddin Rumi, traducción de Coleman Barks.

No tengo idea si este consejo es "bueno" ... pero puede ser divino. :)


Respuesta 3:

Estas son palabras que debes definir por ti mismo.

Pero podría argumentar que "ser divino" es un proceso mucho más profundo y transformador que "ser bueno". Puedes ser una buena persona y seguir llevando una vida normal. Pero ser divino podría conducir a una transformación radical, permitiéndote trascender dualidades como el bien y el mal.

En la teología ortodoxa oriental hay un término llamado teosis, que significa llegar a ser como Dios o entrar en unión con Dios. Esta unión podría hacerte una buena persona, pero en cierto sentido podrías argumentar que te hace algo completamente extraño. Aquí hay algo que Jesús dijo durante el Sermón del Monte:

"Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos: porque hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos". - Mateo 5:45

Jesús aquí está describiendo a un Dios que al menos a veces parece tratar el bien y el mal con igual generosidad. En el mismo sermón incluso dice

"... Ama a tus enemigos, bendice a los que te maldicen, haz el bien a los que te odian, y ora por ellos que te usan a pesar de todo y te persiguen" - Mateo 5:44

Esto podría no alinearse con las nociones de bondad de muchas personas. La bondad ordinaria a menudo requiere que seas bueno solo con el bien y violento con el mal. Es por eso que podemos hablar de buenos soldados o buena policía. Un soldado que trata al enemigo y amigo con igual compasión no es un "buen" soldado en el sentido normal.

El pensamiento taoísta también tiene este enfoque:

“El Tao no toma partido; da a luz al bien y al mal. El maestro no toma partido; ella da la bienvenida tanto a los santos como a los pecadores ". - Lao Tzu, Tao Te Ching

En el hinduismo, la filosofía no dual se llama Advaita Vedanta. Una de las metas de las prácticas hindúes como bhakti, jnana y otras formas de yoga es la realización de la unidad con la conciencia cósmica, Brahman. Algunos gurús indios parecen describir esta realización como una forma de pasividad superior, un radical no juzgar la experiencia y la acción.

“Mientras observas tu mente, te descubres a ti mismo como el observador. Cuando te quedas inmóvil, solo mirando, te descubres a ti mismo como la luz detrás del observador. La fuente de luz es oscura, la fuente de conocimiento es desconocida. Esa fuente sola es. Regresa a esa fuente y permanece allí. - Nisargadatta Maharaj, yo soy eso

El budismo también tiene ideas de este tipo:

"Sobre todo, siempre miro a todas partes de manera imparcial, sin distinción de personas, o de mente de amor u odio". - El Sutra del loto

Un estado de este tipo es imposible de mantener en la vida normal, especialmente si tiene obligaciones con la familia y los amigos. Es por eso que en ciertas tradiciones hindúes, solo buscas la liberación mística una vez que has cumplido tus deberes como jefe de familia. Para cualquier persona, el momento actual puede no ser el mejor momento para intentar el camino de la renuncia y la no resistencia.

El sufismo también refleja la versión de esto, de alguna manera me parece la forma más radical de amor divino. ¡El gran místico persa Rumi escribió el siguiente poema extraordinario, donde nos invita a no juzgar incluso nuestras propias emociones negativas!

La casa de huéspedes Este ser humano es una casa de huéspedes. Todas las mañanas llega un recién llegado. Una alegría, una depresión, una mezquindad, un poco de conciencia momentánea llega como un visitante inesperado. ¡Bienvenidos y entretenerlos a todos! Incluso si son una multitud de penas, que barren violentamente su casa de sus muebles, aún así, tratan a cada huésped con honor. Puede que te esté limpiando para una nueva delicia. El pensamiento oscuro, la vergüenza, la malicia. encuéntrelos en la puerta riéndose e invítelos a entrar. Sea agradecido por lo que venga. porque cada uno ha sido enviado como una guía del más allá. Jalaluddin Rumi, traducción de Coleman Barks.

No tengo idea si este consejo es "bueno" ... pero puede ser divino. :)