¿Cuál es la diferencia entre obispos y párrocos?


Respuesta 1:

Los obispos ejercen la "plenitud del sacerdocio", operando dentro de su propio territorio bajo su propio reconocimiento. Disfrutan de jurisdicción y autoridad plenas, excepto donde estén reservadas a la Santa Sede por la ley canónica.

Los párrocos (particularmente los pastores) ejercen el sacerdocio junto con su obispo, son en efecto el agente de los obispos en los asuntos de la parroquia y están limitados en su jurisdicción para celebrar los sacramentos del matrimonio y la penitencia, y solo pueden celebrar la confirmación por delegación expresa (para los adultos que son recibidos en la Iglesia, la ley otorga dicha delegación, de lo contrario debe provenir del obispo).

Los vicarios parroquiales, o comisarios, operan en su parroquia de la misma manera que el pastor opera dentro de la diócesis.


Respuesta 2:

Todos los obispos son sacerdotes. Los obispos son aquellos sacerdotes que han sido elevados a la oficina del episcopado y actúan como ancianos en la iglesia a nivel local. Son los pastores que supervisan las parroquias de una diócesis o región o territorio de misión, y todas las parroquias generalmente tienen uno o más sacerdotes que los presiden y estos sacerdotes deben su obediencia a los obispos; los obispos deben obediencia al sínodo, y los sínodos al pastor supremo, ya sea arzobispo, papa o patriarca. Eso es en pocas palabras.


Respuesta 3:

Todos los obispos son sacerdotes. Los obispos son aquellos sacerdotes que han sido elevados a la oficina del episcopado y actúan como ancianos en la iglesia a nivel local. Son los pastores que supervisan las parroquias de una diócesis o región o territorio de misión, y todas las parroquias generalmente tienen uno o más sacerdotes que los presiden y estos sacerdotes deben su obediencia a los obispos; los obispos deben obediencia al sínodo, y los sínodos al pastor supremo, ya sea arzobispo, papa o patriarca. Eso es en pocas palabras.