¿Cuál es la diferencia entre la felicidad del cliente y la satisfacción del cliente?


Respuesta 1:

Las dos palabras se usan a menudo como sinónimos. Un cliente satisfecho es feliz, la pregunta más apropiada sería, "¿cómo tengo clientes felices y satisfechos?"

Presta atención a las necesidades de tus clientes

Los clientes son en general humanos. Desean saber que sus necesidades son escuchadas y atendidas. Esto significa que, como empresa, debe tomar medidas para preguntar al cliente si necesita ayuda. También significa darles la oportunidad de expresar sus quejas y quejas. Para capacitar a sus clientes para que hagan esto de manera eficiente, tenga un formulario de comentarios de clientes para sus productos. Si tiene un restaurante, pregunte a sus invitados si disfrutaron de la comida o si hay algo que deseen ajustar.

Mantén tu palabra

Es irritante tener a alguien que no cumple su palabra. Lo mismo se aplica para su empresa. Si le promete a su cliente algo como los servicios posventa, asegúrese de mantener su palabra. Esto evita que los clientes se sientan engañados después de comprar sus productos. Cumplir su palabra ayuda a generar confianza y demuestra que usted es consistente en su oferta de productos.

Muestra gratitud a tus clientes

Los clientes quieren sentirse apreciados. Una vez que compren algo de su tienda, envíeles una nota de agradecimiento o recompénselos con puntos de regalías. Esto demuestra que se preocupa por ellos y no solo está interesado en obtener ganancias. Personalice sus mensajes: esto puede significar enviar mensajes a sus clientes durante su aniversario, cumpleaños o Navidad. Esto no solo los hace sentir apreciados, sino que pone a su marca en primer plano.


Respuesta 2:

Bueno, veamos ... como cliente, generalmente estoy "satisfecho" con el servicio que recibo. Si tengo una opción, generalmente elijo a aquellos proveedores que estoy seguro de que se encargarán de mis problemas la primera vez. Estoy extremadamente satisfecho, lo llamo "feliz", cuando no me llevan a los servicios de limpieza por el servicio prestado. Estoy satisfecho cuando hacen un buen trabajo, y estoy feliz cuando lo hacen a tiempo y por un precio razonable. Al reemplazar un equipo de plástico de $ 5.00 en mi automóvil, y la mano de obra para el trabajo es de $ 150, uno tendría que preguntarse por qué la pieza no es de acero inoxidable. Los problemas de mantenimiento integrados no me dejan satisfecho, pero cuando el técnico dice que hay un equipo de posventa disponible que está hecho de metal por el mismo precio, ahora estoy contento por su honestidad sobre la disponibilidad y su deseo de hacer mi día.