¿Cuál es la diferencia entre gracia y misericordia en el cristianismo?


Respuesta 1:

“La misericordia y la gracia a menudo se confunden. Si bien los términos tienen significados similares, gracia y misericordia no son lo mismo. Para resumir la diferencia: la misericordia es que Dios no nos castiga como nuestros pecados lo merecen, y la gracia es que Dios nos bendiga a pesar de que no lo merecemos. La misericordia es la liberación del juicio. La gracia está extendiendo la bondad a los indignos. También puede leer más sobre el servicio de redactor de ensayos.

Fuente: ¿Cuál es la diferencia entre misericordia y gracia?


Respuesta 2:

La gracia es un regalo totalmente gratuito de Dios. No podemos hacer absolutamente nada para "ganarlo", y no tenemos "derecho" a ello. El medio principal por el cual Dios nos imparte gracia es a través de los sacramentos, estos son los medios que Jesús estableció para comunicarnos la gracia. El primero de ellos, sin el cual, ninguno de los otros puede ser recibido, es el Bautismo. Los sacramentos funcionan ex opere operato (ver más abajo). Entonces, el medio por el cual recibimos la gracia de Jesús es mediante la recepción digna de los sacramentos realizados por el ministro apropiado designado por Jesús a través de Su Iglesia.

La gracia, como tal, es una participación en la vida de Dios: en otras palabras, al darnos la gracia santificante, en realidad nos está impartiendo algo de su propia vida.

del Diccionario Católico Moderno por John A. Hardon, SJ Doubleday & Co., Inc. Garden City, NY 1980

Ex opere operato. Un término definido por el concilio de Trento para describir cómo los sacramentos confieren la gracia que significan. Trent condenó la siguiente proposición: "esa gracia no es conferida 'ex opere operato' por los sacramentos de la Nueva Ley" (Denzinger 1608). Literalmente, la expresión significa "del trabajo realizado" que indica que la gracia siempre es conferida por un sacramento, en virtud del rito realizado y no como una mera señal de que la gracia ya ha sido dada, o que el sacramento estimula la fe del receptor y así ocasiona la obtención de la gracia, o que lo que determina la gracia es la virtud del ministro o receptor de un sacramento. Siempre que no se coloquen obstáculos (obex) en el camino, cada sacramento administrado adecuadamente confiere la gracia que el sacramento desea. En cierto sentido, los sacramentos son causas instrumentales de la gracia.

Sacramento. Un signo sensible, instituido por Jesucristo, por el cual la gracia invisible y la santificación interior se comunican al alma. Los elementos esenciales de un sacramento de la Nueva Ley son la institución de Cristo Dios-hombre durante su estadía visible en la tierra, y un rito sensiblemente perceptible que realmente confiere la gracia sobrenatural que simboliza ...

La misericordia, por otro lado, es la muestra de bondad amorosa, compasión o tolerancia hacia alguien que ofende como en la misericordia de Dios con nosotros los pecadores. Mientras que la gracia, al menos la gracia santificante, es una presencia permanente de Dios en nuestras almas que nos eleva a Su propia vida; la misericordia es algo que se nos muestra AQUÍ EN ESTA VIDA.

La gracia santificadora eventualmente estará completa en nosotros cuando estemos en el cielo, mientras que la misericordia termina en el instante en que morimos y enfrentamos el juicio y la justicia de Dios. La misericordia solo se extiende hasta nosotros aquí para llevarnos a Su gracia santificadora. La gracia aquí es solo el comienzo de la vida que viviremos eternamente.

del Diccionario Católico Moderno por John A. Hardon, SJ Doubleday & Co., Inc. Garden City, NY 1980

Misericordia. La disposición a ser amable y perdonador. Fundada en la compasión, la misericordia difiere de la compasión o el sentimiento de simpatía al poner este sentimiento en práctica con la disposición de ayudar. Por lo tanto, es la buena disposición para ayudar a cualquiera que lo necesite, especialmente si necesita perdón o reconciliación.

del Diccionario Católico, editado por Donald Attwater, Segunda edición, revisada en 1957

Misericordia. Una virtud moral que incita a su poseedor a tener compasión y socorrer a los que tienen necesidades espirituales o temporales. La realización de obras de misericordia espirituales y corporales está ordenada por el precepto de la caridad. En su sentido especial, significa no hacer cumplir los requisitos de justicia estricta, atemperar el rigor de la ley, lo que propiamente se llama clemencia.


Respuesta 3:

La gracia es un regalo totalmente gratuito de Dios. No podemos hacer absolutamente nada para "ganarlo", y no tenemos "derecho" a ello. El medio principal por el cual Dios nos imparte gracia es a través de los sacramentos, estos son los medios que Jesús estableció para comunicarnos la gracia. El primero de ellos, sin el cual, ninguno de los otros puede ser recibido, es el Bautismo. Los sacramentos funcionan ex opere operato (ver más abajo). Entonces, el medio por el cual recibimos la gracia de Jesús es mediante la recepción digna de los sacramentos realizados por el ministro apropiado designado por Jesús a través de Su Iglesia.

La gracia, como tal, es una participación en la vida de Dios: en otras palabras, al darnos la gracia santificante, en realidad nos está impartiendo algo de su propia vida.

del Diccionario Católico Moderno por John A. Hardon, SJ Doubleday & Co., Inc. Garden City, NY 1980

Ex opere operato. Un término definido por el concilio de Trento para describir cómo los sacramentos confieren la gracia que significan. Trent condenó la siguiente proposición: "esa gracia no es conferida 'ex opere operato' por los sacramentos de la Nueva Ley" (Denzinger 1608). Literalmente, la expresión significa "del trabajo realizado" que indica que la gracia siempre es conferida por un sacramento, en virtud del rito realizado y no como una mera señal de que la gracia ya ha sido dada, o que el sacramento estimula la fe del receptor y así ocasiona la obtención de la gracia, o que lo que determina la gracia es la virtud del ministro o receptor de un sacramento. Siempre que no se coloquen obstáculos (obex) en el camino, cada sacramento administrado adecuadamente confiere la gracia que el sacramento desea. En cierto sentido, los sacramentos son causas instrumentales de la gracia.

Sacramento. Un signo sensible, instituido por Jesucristo, por el cual la gracia invisible y la santificación interior se comunican al alma. Los elementos esenciales de un sacramento de la Nueva Ley son la institución de Cristo Dios-hombre durante su estadía visible en la tierra, y un rito sensiblemente perceptible que realmente confiere la gracia sobrenatural que simboliza ...

La misericordia, por otro lado, es la muestra de bondad amorosa, compasión o tolerancia hacia alguien que ofende como en la misericordia de Dios con nosotros los pecadores. Mientras que la gracia, al menos la gracia santificante, es una presencia permanente de Dios en nuestras almas que nos eleva a Su propia vida; la misericordia es algo que se nos muestra AQUÍ EN ESTA VIDA.

La gracia santificadora eventualmente estará completa en nosotros cuando estemos en el cielo, mientras que la misericordia termina en el instante en que morimos y enfrentamos el juicio y la justicia de Dios. La misericordia solo se extiende hasta nosotros aquí para llevarnos a Su gracia santificadora. La gracia aquí es solo el comienzo de la vida que viviremos eternamente.

del Diccionario Católico Moderno por John A. Hardon, SJ Doubleday & Co., Inc. Garden City, NY 1980

Misericordia. La disposición a ser amable y perdonador. Fundada en la compasión, la misericordia difiere de la compasión o el sentimiento de simpatía al poner este sentimiento en práctica con la disposición de ayudar. Por lo tanto, es la buena disposición para ayudar a cualquiera que lo necesite, especialmente si necesita perdón o reconciliación.

del Diccionario Católico, editado por Donald Attwater, Segunda edición, revisada en 1957

Misericordia. Una virtud moral que incita a su poseedor a tener compasión y socorrer a los que tienen necesidades espirituales o temporales. La realización de obras de misericordia espirituales y corporales está ordenada por el precepto de la caridad. En su sentido especial, significa no hacer cumplir los requisitos de justicia estricta, atemperar el rigor de la ley, lo que propiamente se llama clemencia.