¿Cuál es la diferencia entre argumentos inductivos y deductivos?


Respuesta 1:

Creo que el punto importante aquí es examinar la "necesidad" y la "probabilidad" de los argumentos.

En primer lugar, una deducción es razonamiento por necesidad, mientras que la inducción es razonamiento por probabilidad.

En segundo lugar, podemos determinar la diferencia por las formas de los argumentos, los términos del indicador y la evaluación de la verdad real de la inferencia. En general, la deducción tiene tres formas principales:

  1. Por las matematicas. Por ejemplo, un comprador podría colocar dos manzanas y tres naranjas en una bolsa de papel y luego concluir que la bolsa contiene cinco piezas de fruta. Los argumentos basados ​​en las matemáticas (no en las estadísticas) son siempre deductivos (Hurley, 2015) .Por definición. Por ejemplo, alguien podría argumentar que debido a que Claudia es mentirosa, se deduce que ella dice mentiras, o que debido a que cierto párrafo es prolijo, se deduce que es excesivamente prolijo. Estos argumentos son deductivos porque sus conclusiones se siguen necesariamente de las definiciones de "mentiroso" y "prolijo". (Hurley, 2015) Silogismo, incluido
  • silogismo categórico (palabras clave: todos, algunos, no) silogismo hipotético (palabras clave: si, entonces) silogismo disyuntivo (palabras clave: o bien)

Además, la inducción tiene seis formas principales:

  1. Por analogia. Por ejemplo, alguien podría argumentar que debido a que el Porsche de Christina es un auto de gran manejo, se deduce que el Porsche de Angela también debe ser un auto de gran manejo (Hurley, 2015). Por ejemplo, alguien podría argumentar que debido a que se han observado ciertos fenómenos meteorológicos en una determinada región del centro de Missouri, se producirá una tormenta allí en seis horas (Hurley, 2015). Por generalizaciones. Por ejemplo, uno podría argumentar que debido a que tres naranjas seleccionadas de una determinada caja eran especialmente sabrosas y jugosas, todas las naranjas de esa caja son especialmente sabrosas y jugosas (Hurley, 2015). Por autoridad. Por ejemplo, una persona podría argumentar que las ganancias de Hewlett-Packard Corporation aumentarán en el próximo trimestre debido a una declaración a tal efecto de un asesor de inversiones (Hurley, 2015). Por signos (interpretación). Por ejemplo, al conducir en una carretera desconocida, se puede ver una señal que indica que el camino hace varios giros bruscos una milla más adelante (Hurley, 2015). Por inferencia causal. Por ejemplo, por el conocimiento de que una botella de vino se había dejado accidentalmente en el congelador durante la noche, alguien podría concluir que se había congelado (causa) (Hurley, 2015).

Estos ejemplos específicos para cada forma de deducción e inducción son del libro de Hurley "Una introducción concisa a la lógica". Este libro con el video (aquí está el enlace: 1.3 Deducción e inducción) brinda una explicación elaborada para distinguir los argumentos deductivos e inductivos.

Como estudiante universitario que estudia retórica y filosofía, me doy cuenta de que cosas como la deducción y la inducción no son tan difíciles como esperamos porque se usan comúnmente en nuestra vida. Si prestamos atención a observar el uso de la retórica y la lógica en la vida cotidiana, descubriremos que nos ayudan a tener un pensamiento más crítico y una comunicación eficiente.